En marzo, las asociaciones vecinales de Vallecas Villa, con el apoyo de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y de las entidades vecinales de Alcalá de Henares, se manifestaron ante la sede del Gobierno regional en la Puerta del Sol para rechazar la propuesta del entonces consejero de Medio Ambiente de llevar a Valdemingómez la basura de las localidades de la Mancomunidad del Este hasta que se construya el vertedero de Loeches. En la misma época, la Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas impulsó una incisiva campaña en su barrio que consiguió movilizar a centenares de vecinos y vecinas, una protesta que la entidad amenaza hoy con reactivar tras conocer la postura de la nueva consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín.

Según han informado varios medios de comunicación, en una reunión que tuvo lugar el pasado miércoles para buscar soluciones a la inminente colmatación del vertedero de Alcalá de Henares, Martín acordó con el alcalde de esta localidad y presidente de la Mancomunidad del Este solicitar al Ayuntamiento de Madrid la firma de un convenio para poder trasladar los residuos de los municipios del Henares a Valdemingómez hasta que esté lista la planta de Loeches. En virtud de las mismas informaciones, el vertedero de Alcalá deberá ser clausurado “en las próximas tres o cuatro semanas”. A partir de entonces, si el actual equipo de Gobierno de la capital así lo aprueba, toda su basura se llevará al parque tecnológico. 230.000 toneladas anuales.

No le saldrá gratis. Enfrente tendrá a las asociaciones vecinales y a su federación, que aseguran que un incremento de basura de tal magnitud no solo pone en riesgo el compromiso de cierre de la incineradora de Las Lomas en 2025 sino otros proyectos que tanto y tantos años ha costado conseguir como el plan de reducción de contaminación odorífera del complejo.

La Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas teme que exista un “plan orquestado entre la Comunidad de Madrid y el actual Ayuntamiento de Madrid para revertir todo lo conseguido en cuanto al fin de la incineración y olores en el resto del complejo de Valdemingómez”. No en vano, el Gobierno regional ha llevado a los tribunales la Estrategia de Residuos aprobada en el mandato de Manuela Carmena, un plan mejorable pero que recoge avances sin duda históricos.

O nos movilizamos y peleamos ahora o lo que están planeando afectará a la salud de todos y todas las que vivimos aquí de manera irreversible. Atentos a las convocatorias que están por llegar”, ha indicado la entidad vecinal en un escrito dirigido a las y los habitantes del barrio.

La FRAVM y las asociaciones de Villa de Vallecas rechazan que sus vecindarios tengan que pagar con su salud la incompetencia de los responsables políticos, tanto de la Comunidad de Madrid como de los municipios de la Mancomunidad del Este, que durante tres años no hicieron nada para buscar alternativas al cierre del vertedero de Alcalá y solo al final de la legislatura lanzaron la propuesta más automática, simple y que cuenta con el mayor rechazo vecinal, el traslado de su basura a Valdemingómez. Lo gritamos entonces y lo volvemos a hacer ahora: “No más basura en Valdemingómez, ¡movilízate!”