Situado en el barrio de Vereda de los Estudiantes de Leganés, el CEIP Constitución de 1812 fue inaugurado en 2011, aunque apenas tenía finalizada una fase de sus instalaciones. Desde entonces, la situación se repite en cada inicio de curso: los chavales arrancan sus clases con las molestias que provocan las obras de construcción de las dos fases restantes, en espacios inadecuados o sin dotaciones básicas como el gimnasio, que a día de hoy permanece inacabado y lleno de andamios.

Hartos de soportar una situación que parece no tener fin, el pasado 8 de septiembre, coincidiendo con la inauguración del nuevo curso, las familias acudieron al centro con cascos de protección y chalecos reflectantes en señal de protesta. Pronto comprobaron las falaces palabras de la Consejería de Educación, que aseguró que las obras de la nueva fase estaban ya acabadas. Tal y como informa el AMPA del CEIP, los alumnos “de tres años no se incorporaron a las aulas que en teoría estaban ‘absolutamente finalizadas’: su escolarización se ha producido en dos aulas del Pabellón de Educación Primaria y en un espacio que hasta ahora era la Sala de Profesores”. Además, continúan, “los niños y niñas de 4 y 5 años han iniciado este curso escolar como finalizaron el anterior: con obras contiguas a sus aulas”, unas obras que se iniciaron el pasado mes de mayo.

Pero al margen de las instalaciones que deberían haber estado terminadas en el inicio de este curso escolar, aún queda por construir un aulario que acoja las clases del segundo ciclo de Primaria. “Si para construir 3 aulas se ha tardado casi 5 meses y aun no han finalizado las obras, ¿cuándo estará ese aulario, que debe tener 9 aulas?”, se pregunta el AMPA del colegio público.

El hartazgo de las familias se ha tornado este mes de septiembre en protesta activa. Así, tras recabar el apoyo del Ayuntamiento, las asociaciones vecinales y la federación de AMPA de la localidad, así como de partidos políticos y otros agentes sociales de Leganés, han programado una serie de actos destinados a presionar a la Consejería de Educación para que agilice la finalización del centro escolar.

Mañana jueves a las 19:00 tendrá lugar en las instalaciones del colegio Azorín una “asamblea abierta a la participación de todo el mundo donde se informará de las próximas medidas a adoptar”, entre las que se encuentra una concentración, al día siguiente y a las 10:30 ante la Dirección del Área Territorial Madrid-Sur. La sede de esa DAT se encuentra en el número 19 de la calle Maestro de Leganés. El mismo viernes, el AMPA instará a las madres y padres del Constitución de 1812 a eludir el ingreso de sus hijos en el colegio “como medida de protesta por la indigna manera en que se ha producido la escolarización de nuestros niños”.