Con esta acción, las entidades ciudadanas promotoras, que han comenzado a recoger firmas de los vecinos de Centro, iniciaban una campaña destinada a frenar los planes del Ayuntamiento de Madrid de ceder la gestión del inmueble. El Consistorio que preside Alberto Ruiz-Gallardón, tras ofrecer el espacio a Paradores Nacionales y no obtener otra respuesta hasta el momento que el silencio, ha optado por trasladar su oferta a los operadores privados. El pasado mes de agosto el Municipio dio a conocer su proyecto de convertir la actual sede de la Junta de Centro, que se trasladará a un edificio tres veces más amplio situado en el número 72 de la calle Mayor, en un establecimiento hotelero de lujo.

“Dadas las carencias de este distrito, las asociaciones vecinales reclamamos que este edificio siga siendo público, para disfrute de todos. Proponemos que se convierta en centro cultural, de exposiciones, o en una casa de las asociaciones. Hay que tener en cuenta que de las asociaciones que convocamos este acto, dos ni siquiera tenemos local para reunirnos, lo tenemos que hacer en nuestras propias casas”, indicó en la puerta de la Casa de la Carnicería Isabel Rodríguez, presidenta de ACIBU y miembro de la Junta Directiva de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM). En la misma línea, el vicepresidente de la federación vecinal y presidente de La Corrala de Lavapiés, Manuel Osuna, denunció que “el centro sólo sea considerado como un lugar turístico y comercial, sobretodo ahora, que los comercios pueden abrir 24 horas los 365 días del año”.

“Queremos que el centro sea un lugar donde poder vivir, por eso son necesarias más dotaciones sociales que atiendan las necesidades de los vecinos”, indicó Osuna. Rodríguez también sugirió que una parte del histórico inmueble, que goza de la más alta protección arquitectónica, se pueda emplear como escuela infantil.

Los concejales de la oposición Daniel Álvarez (IU) y David Lucas (PSOE), acompañados de otros responsables de sus partidos, se concentraron esta mañana junto a los portavoces vecinales para manifestar el apoyo de sus organizaciones a sus reivindicaciones.

La Casa de la Carnicería es un edificio de cuatro alturas situado en el centro sur de la Plaza Mayor, frente a la llamada Casa de la Panadería. Aunque su origen exacto se desconoce, varias fuentes sostienen que el inmueble fue reconstruido por completo tras el primer incendio de la Plaza Mayor, en 1631, siguiendo el estilo de la Casa de la Panadería. Su nombre responde a su uso primigenio, ya que el espacio albergaba el depósito general de carnes que abastecía a los mercados de la ciudad.