Ayer se reunieron representantes de la Asociación de Vecinos UDE Valdemoro (AVUDEV) y de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) con la Dirección General de Industria de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Valdemoro e Iberdrola con el fin de llegar a un acuerdo definitivo sobre la ubicación de la infraestructura que actualmente se construye cerca de un hospital, colegios y viviendas, y que supone un grave perjuicio para la salud y la seguridad de los vecinos de este barrio. En reuniones anteriores, las partes estudiaron varias opciones de reubicación y el Director de Industria instó a Iberdrola a la paralización de las obras. La semana pasada la eléctrica reanudó las obras desoyendo al Ayuntamiento y las protestas de los vecinos, dando escaso crédito a las alternativas propuestas.

Dado que en la reunión de ayer no se pudo llegar a ningún acuerdo por persistir las partes en sus posiciones, será la Dirección General de Industria quien tomará la decisión en breve sobre el emplazamiento de la subestación. AVUDEV confía en que la salud y el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas de Valdemoro tengan más peso que los intereses económicos de una multinacional.

La argumentación de Iberdrola durante la reunión fue que paralizar las obras y reubicar la subestación supondría crear un precedente peligroso que podría llevar a que otros vecinos de la Comunidad de Madrid promuevan acciones similares. Sin embargo, ese precedente existe y tuvo como protagonistas a los mismos actores que se reunieron ayer. En el mes de marzo del año pasado, la movilización de los vecinos de otro de los barrios de Valdemoro, el Restón, consiguió la paralización de las obras que la propia Iberdrola ya había iniciado en la calle Esquilo. Esa orden de bloqueo de los trabajos que ahora el Ayuntamiento de Valdemoro se muestra reacio a promover fue el origen no de una sino de dos reubicaciones de dicha subestación, lo que implicó un alejamiento de su emplazamiento original de 1 kilómetro 200 metros, según afirmó ayer el arquitecto municipal, que dedicó todos sus esfuerzos durante el encuentro a desprestigiar e intentar desmontar los argumentos de AVUDEV, que iban refrendados por las propias actas municipales. La actitud del equipo técnico del Ayuntamiento nos hace temer que no contamos con el apoyo del Consistorio.

Movilizaciones

La masiva asistencia de vecinos de Valdemoro al pleno de aprobación de presupuestos celebrado ayer en el Ayuntamiento superó con creces el aforo de la sala de plenos, lo que obligó a muchos de ellos a permanecer en los pasillos. Durante su desarrollo, el alcalde se mostró incómodo con la presencia de los vecinos y finalmente optó por suspenderlo.