Tal y como hizo en los pasados comicios autonómicos y locales, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que agrupa a más de 260 entidades de la comunidad autónoma, rechaza categóricamente la decisión de la Junta Electoral de Zona de Madrid de reservar, para uso exclusivo de los partidos políticos en liza, 110 lugares públicos de la capital durante la presente campaña electoral (consulta el listado de espacios públicos reservados aquí).

La organización ciudadana considera lógico que los lugares que sean reservados por los partidos para realizar sus actos electorales tenga, en el transcurso de éstos, un único uso, pero no entiende por qué no pueden ser usados por la ciudadanía antes y después de su celebración. De hecho, califica de profundamente antidemocrática una medida que lleva implícita la prohibición de realizar cualquier tipo de manifestación ciudadana en 110 espacios públicos de Madrid desde el 4 al 19 de noviembre, por lo que pide su rectificación inmediata. Es inconcebible que durante las 24 horas de esos días haya espacios en los que no se puedan ejercer derechos ciudadadanos básicos como el de manifestación o la libertad de expresión.

Las asociaciones vecinales federadas, que participan activamente en las manifestaciones que habitualmente se celebran no sólo en los espacios más céntricos y emblemáticos de la capital como la Puerta del Sol, la plaza Carlos V o la de Jacinto Benavente convocadas a iniciativa de la FRAVM, de las plataformas en defensa de los servicios públicos, contra la privatización del Canal de Isabel II o del movimiento 15-M, sino en otros espacios públicos de los barrios periféricos afectados por la prohibición consideran inadminisible que a los continuos recortes que las administraciones públicas están imponiendo a la ciudadanía se sume la prohibición del ejercicio de la libertad de manifestación en más de un centenar de espacios públicos.

La FRAVM entiende que este derecho, cuyo ejercicio conquistó la ciudadanía en la calle, sea defendido nuevamente en la calle y reclama tanto al Ayuntamiento de Madrid, responsable del incremento de los lugares públicos “blindados” en un 65% con repecto a las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo como a la Junta Electoral que rectifiquen y que acepten compatibilizar la celebración de actos electorales y de manifestaciones en todos los espacios públicos de la capital sin excepción.

Foto: www.muroshablados.es