El 14 de noviembre de 2012 Alfonso Ortega, conocido como Alfon en Vallecas, fue detenido por tres policías de paisano que patrullaban en el marco de un dispositivo especial desplegado con motivo de la huelga general. Los agentes aseguraron que vieron cómo éste dejaba en el suelo una bolsa que contenía el artefacto.

La misma patrulla que confiscó el material lo trasladó a dependencias de la Brigada Provincial de Información, en lugar de ponerse en comunicación con los Tedax. Alfon ha negado siempre los hechos y su abogado asegura que la única prueba que han aportado contra él es el testimonio de los agentes.

Tras varios años de proceso judicial, el 16 de junio la Audiencia Provincial de Madrid le condenó a cuatro años de cárcel, una pena que el abogado de Alfon recurrirá ante el Tribunal Constitucional.

El caso Alfon ha desatado una ola de solidaridad que se puso de manifiesto en el momento de su detención: centenares de vecinos decidieron arropar al joven en la Parroquia San Carlos Borromeo en el momento en que la policía fue en su busca para trasladarlo a prisión.

La ola de solidaridad proseguirá y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid apoya y anima a participar en las convocatorias que vayan surgiendo.