La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (Famma) rubricaron el pasado 14 de abril un acuerdo de colaboración encaminado a fomentar la accesibilidad universal y la supresión de barreras en las comunidades de propietarios de la región. Para ello, Famma facilitará información de interés y orientación en la materia a la federación vecinal que, esta, a su vez, remitirá a las asociaciones vecinales federadas.

El convenio, que fue rubricado por el presidente de la FRAVM, Vicente Pérez, y por el presidente de Famma, Javier Font, contempla la elaboración de una ‘Guía de accesibilidad de los barrios’ que incluya información de interés sobre las medidas de accesibilidad que tienen las instalaciones públicas y lugares clave de los distintos distritos y barrios de Madrid.

En adelante, por tanto, ambas entidades trabajarán de la mano para facilitar y promover mejores condiciones de accesibilidad en la región que redunden en una mayor movilidad y mejores cotas de integración, no solamente para el colectivo de personas con discapacidad, sino para otros colectivos como el de mayores con movilidad reducida.

En la Comunidad de Madrid hay un total de 307.880 personas con algún tipo de discapacidad reconocida, según los datos oficiales, de las cuales se estima que el 60% tienen la movilidad reducida. Se calcula, además, que más de un millón de personas mayores de 65 años tienen también la movilidad limitada. favorecer su autonomía personal e independencia.

FAMMA acercará al ciudadano, a través de las 266 asociaciones vecinales federadas,  toda la información necesaria sobre eliminación de barreras y diseño universal facilitando la realización de consultas al gabinete de accesibilidad universal de FAMMA, integrado por profesionales especialistas en materia de accesibilidad de distintas áreas, como la jurídica o la del diseño y arquitectura.

Además, las entidades vecinales también podrán participar en los Consejos de Participación Asociativa (COPA) de FAMMA, con el fin de que tanto el tejido social de la discapacidad, como el del movimiento vecinal, puedan tejer lazos de unión en lo referente a la accesibilidad, así como proponer vías de acción y mejora.

En palabras del presidente de FAMMA, Javier Font, el convenio ‘permitirá trabajar codo con codo con las entidades y plataformas vecinales para lograr un entorno más accesible para miles de personas con discapacidad o mayores de la región que lo necesitan y, por extensión, para favorecer su autonomía personal e integración social’. Por su parte, el presidente de la FRAVM, Vicente Pérez, se mostró convencido de que el acuerdo ‘servirá para tejer relaciones entre ambas entidades que procuren poner en marcha acciones de mejora en materia de accesibilidad, lo que beneficiará a miles de ciudadanos con y sin discapacidad’.