La FRAVM ha registrado hoy sus alegaciones a la ordenanza que regula la delimitación de las nuevas zonas de estacionamiento regulado en la capital. La FRAVM entiende que el hecho de que la ordenanza provenga del Área de Gobierno de Hacienda y Administración Pública del Ayuntamiento de Madrid pone de manifiesto el carácter meramente recaudatorio de la propuesta de ampliación de la zona SER. La Federación entiende que la extensión de las zonas de estacionamiento regulado a barrios que se encuentran fuera del perímetro de la M-30 no responde al objetivo de regular el aparcamiento para disuadir el uso del vehículo privado toda vez que la intensidad del tráfico en esta zona, particularmente en los llamados cascos históricos de Fuencarral, Hortaleza, Carabanchel Alto y Bajo, no justifica la adopción de tal medida.

La Federación vecinal señala que “la regulación del SER debe ser realizada por ordenanzas específicas dirigidas a cada distrito, para así poder evaluar detenidamente la necesidad y adecuación de la implantación de este sistema en cada distrito, pudiendo a su vez todos y todas las vecinas alegar y opinar respecto a tal medida”.

Denuncia, por tanto, que la Corporación Local pretenda aprobar la mencionada delimitación a través de una disposición adicional de una Ordenanza independiente que pertenece al Área de Gobierno de Hacienda y Administración Pública, en lugar del Área de Gobierno de Seguridad y Servicios a la Comunidad, que es la competente en materia de Circulación y Servicio de Estacionamiento Regulado, por lo que está regulando aspectos ajenos a la competencia del área.

Por todo lo anteriormente señalado y dada la ausencia de una justificación objetiva de la necesidad de implantar el SER en estos barrios, la FRAVM pide la declaración de nulidad del Decreto del Concejal de Gobierno de Seguridad y Servicios a la Comunidad del Ayuntamiento de Madrid. En la línea de lo que ha venido defendiendo y de lo señalado por la sentencia 253/2008 del juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 26 de Madrid de fecha 23 de septiembre de 2008 que declaraba nula la ordenanza, la Federación insiste en que el SER debe tener exclusivamente un carácter disuasorio de la utilización del vehículo privado en la almendra central de Madrid y que cualquier ampliación a nuevos barrios debe consultarse previamente a los vecinos afectados, cosa que no ha sucedido en la presente tramitación.