La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) denuncia la pésima e irresponsable gestión realizada por los responsables la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, al frente del cual está Javier Rodríguez, en la aplicación del Protocolo de actuación frente a casos sospechosos de enfermedad por virus Ébola (EVE) elaborado por el Ministerio de Sanidad, un protocolo que, como reconoce el propio Ministerio, se ha ejecutado “con cierta relajación”, desatando la alarma social en la ciudadanía y entre los trabajadores y trabajadoras sanitarias.

A juicio de la federación vecinal, la cadena de errores que ha dado lugar a esta lamentable situación comenzó con la decisión de traer enfermos de Ébola a España sin contar con los medios técnicos y profesionales adecuados para garantizar un tratamiento eficaz. Es necesario recordar, a este respecto, que el hospital Carlos III era, hasta hace unos meses, un centro hospitalario de referencia internacional en el tratamiento de enfermedades infecciosas y que fue convertido en un centro de media y larga estancia por orden de la Consejería de Sanidad. La política de recortes que, desde hace años está aplicando el Partido Popular en la Comunidad de Madrid, ha coadyuvado, por tanto, a dificultar una resolución solvente de la crisis. La incompetencia e irresponsabilidad de Rodríguez hicieron que, tras la llegada del primer enfermo de ébola, intentara cerrarlo en dos ocasiones.

Lejos de asumir la responsabilidad de las decisiones adoptadas, los responsables políticos se han dedicado a condenar el trabajo de los profesionales y a lanzar balones fuera, una actitud que les inhabilita para ser ejercer las responsabilidades de la consejería de Sanidad y para gestionar un problema de estas dimensiones.

Deberá llegar la hora de la asunción de responsabilidad y de las oportunas dimisiones pero, entre tanto, la FRAVM hace un llamamiento para que el Ministerio y la Consejería de Sanidad pongan todos los medios necesarios para resolver la crisis y para garantizar un tratamiento informativo transparente y responsable.