Entre los promotores de la protesta se encuentran familias que padecen o han padecido casos de patologías graves que se teme estén relacionadas con las nubes de polución que de manera regular emite Saint Gobain y que afectan también a los pueblos de Zulema, Torres de la Alameda, Loeches, Arganda del Rey, Velilla de San Antonio y Mejorada del Campo. ASDESAM y Ecologistas en Acción, que también impulsa la movilización, denuncia que la empresa incumple la normativa europea sobre incineración de residuos y emite “altos niveles de sustancias tóxicas que producen transtornos respiratorios, neurotoxicidad y diversos tipos de cáncer”.

Por ende, critican que “algunas de las sustancias más tóxicas que emite la planta no están reconocidas por la Autorización Ambiental Integrada (AAI) concedida por la Comunidad de Madrid y por lo tanto no son controladas sus emisiones”. Hace cuatro meses, a pesar de las alegaciones de los vecinos de Villalbilla, la Comunidad de Madrid publicó la citada autorización, lo que permitirá a la multinacional seguir quemando residuos industriales durante los próximos cinco años. ASDESAM destaca que en la actualidad la factoría “está utilizando un nuevo combustible muy contaminante, eco-asfalt, que no está incluído” en el permiso de la Comunidad, una “ilegalidad” que se une al hecho de que la empresa funciona sin la “autorización definitiva de la autoridad municipal desde el 28 de mayo de 2008”.

Las entidad ciudadana también denuncia que “mediante la temperatura de incineración de 850 grados centígrados, que figura en el condicionado de la AAI, no se logra la destrucción de algunas de las sustancias peligrosas” que quema Saint Gobain.