Los hogares más afectados por este nuevo recorte proceden de Valdebernardo, que se encuentra a varios kilómetros del centro escolar. Cuando se creó esta zona de Vicálvaro, el Gobierno regional “no garantizó la escolarización de los niños y niñas de Valdebernardo en su propio barrio, por lo que se comprometió a facilitar el transporte y la ayuda de comedor” en otros centros, sostienen los padres y madres. “23 familias se ven obligadas desde hace más de 10 años a escolarizar a sus hijos e hijas en colegios fuera de su barrio”, continúan, y consideran una “desfachatez que ahora la Comunidad de Madrid, de forma unilateral e inmediata, suprima el transporte y la comida aludiendo recortes de fondos”.

“Esta situación afecta a 25 niños y niñas de infantil y primaria que, además, verán como a partir del próximo curso escolar llegar al colegio será toda una odisea. Los afectados son niños y niñas de familias trabajadoras y el colegio al que van no tienen ningún medio alternativo de transporte”, remachan los padres y madres.

En un comunicado firmado por las familias y la asociación vecinal Valdebernado-AFUVEVA también resaltan que la Junta Municipal de Distrito de Vicálvaro gastó 19.000 euros en la decoración de las fiestas de carnaval de este último año, “cuando las ayudas de transporte y comedor suponen un total de 18.000 euros anuales y afectan directamente al derecho a la educación de los niños y niñas, reconocido en la Constitución Española y en la Carta Universal de los Derechos Humanos.” Por último, los padres y madres se preguntan “dónde queda su derecho a escoger libremente el colegio de sus hijos e hijas”.