En diciembre del pasado año, la A.V. AFAO de Barajas denunciaba por enésima vez la existencia de un depósito de setenta litros de queroseno ubicado en el límite de separación de la zona urbana del casco histórico de Barajas y el aeropuerto y a escasos metros de una estación de servicio de abastecimiento de gas propano para los taxis que dan servicio al aeropuerto.

La insistencia del movimiento vecinal ha dado sus frutos. Según acordaron ayer el coordinador regional y portavoz de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, Fernando Marín, y el senador de la formación Eduardo Cuenca en una reunión con vecinos de la zona que tuvo lugar en el parlamento regional, Izquierda Unida presentará una batería de iniciativas en la Asamblea de Madrid y en el Senado al objeto de que el Gobierno regional y el ministerio de Fomento trasladen los cinco depósitos de queroseno. Decidieron, asimismo, solicitar la comparecencia en el Senado de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, para instalarle a trasladar los depósitos a un lugar que no comporte riesgos para los 2.000 vecinos que viven en la zona. Al tiempo y, al objeto de asegurar la definitiva resolución de este problema, Izquierda Unida registrará en la Asamblea una pregunta al Gobierno regional para que indique si contempla alguna propuesta de traslado de esa instalación.