Hace más de un año, el Ayuntamiento de Madrid anunció a bombo y platillo la elaboración de un Plan Director para ‘preservar la Casa de campo, la principal zona verde de Madrid, un espacio de 1.772 hectáreas que pertenece a los ciudadanos desde hace más de 75 años’. A punto de finalizar el año 2008, las asociaciones que forman parte de la Plataforma Salvemos la Casa de Campo denuncian que el Ayuntamiento de Madrid no deja de autorizar la celebración de grandes eventos, contradiciendo así las declaraciones de intenciones de la responsable del Área de Medio Ambiente, Ana Botella y del alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, que hace ahora un año expresaban públicamente su voluntad de hacer de la Casa de Campo el ‘gran ecosistema’, el ‘parque natural’ de la ciudad de Madrid.

Manuel Dorado, miembro de la AV Casa de Campo-Batán denuncia que ‘el Ayuntamiento, tras talar varios árboles, ha asfaltado más de 10.000 metros cuadrados del antiguo pabellón de Mayorales para que el Circo del Sol instale una carpa para un espectáculo que va a durar apenas dos meses. Además, los camiones de la compañía han ocupado casi todo el parking, de manera que, como ha ocurrido en otras ocasiones, los conductores que quieran acceder a los restaurantes de la zona se buscarán la vida para aparcar sus vehículos por ahí. ¿Es así como piensa conservar el Ayuntamiento la Casa de Campo? ¿No hay más espacios en Madrid donde ubicar la celebración de este tipo de espectáculos?’.