El pasado viernes, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón presentaba el proyecto ganador del concurso de ideas del Canal de Remo Olímpico que, a decir de la Asociación de Vecinos Independiente de Butarque (Villaverde) ‘obvia todas las propuestas realizadas por AVIB tendentes a la regeneración urbana, el respeto al medio ambiente y el reequilibrio territorial del barrio de Butarque y del parque Lineal del Manzanares, donde se ubicaría el la sede olímpica’.

La propuesta remitida por la entidad vecinal al Ayuntamiento de Madrid está inspirada en ‘los principios de participación ciudadana, regeneración urbana, respeto al medio ambiente y reequilibrio territorial en los que consistorio madrileño dice se fundamenta la candidatura Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016’ y plantea ‘el traslado de la sede a escasos 200 metros para evitar la pérdida de 100 hectáreas, equivalentes a la superficie que ocupan 100 campos de fútbol, de zona verde integradas en un importante corredor medioambiental, así como la desaparición de espacios singulares y protegidos por Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, como el Real Canal del siglo XVIII y el Bien de Interés Cultural de las Terrazas del Manzanares, que se verían destruidos con la propuestas del consistorio municipal’.

AVIB, que recuerda que ‘las Administraciones han insistido en que los juegos olímpicos dotarán a las sedes organizadoras de una oportunidad única para promover el progreso y desarrollo de las zonas donde se ubican las instalaciones’, ha propuesto ‘la ejecución de una estación de metro en el barrio, al igual que se parece plantearse en Perales del Río (Getafe), el soterramiento de la A-4, en la línea de lo que ocurrirá con la M-40 en la Villa Olímpica, y el traslado de depuradoras, estanques de tormentas y subcentrales eléctricas, que son las infraestructuras que degradan el Parque Lineal del Manzanares, de alto valor histórico, cultural y medioambiental’.

La asociación entiende que sus propuestas ‘son de sentido común, si verdaderamente el Ayuntamiento pretende la regeneración del barrio de Butarque y del Parque Lineal, y deberían ser ejecutadas independientemente de la celebración de los juegos olímpicos’. Considera, asimismo, que ‘no es lógico que para regenerar un barrio se destruya más de la mitad del único parque al que tienen acceso sus vecinos y se mantengan las instalaciones verdaderamente nocivas o molestas, como las subestaciones eléctricas y depuradoras’. Lo sensato, para la asociación, sería por tanto, ‘poner en valor el parque y sus espacios singulares y trasladar las depuradoras y subestaciones eléctricas’.

La asociación lamenta, no sólo que el proyecto ganador no haya incluido ninguna de las propuestas vecinales, sino que ‘ni siquiera hayamos recibido ninguna respuesta, demostrando el poco respeto que muestra a la participación ciudadana la candidatura Madrid 2016’ y alerta que, de llevarse a cabo, ‘el proyecto ganador, denominado `Madrid deja Huella’, dejará verdaderamente una huella imborrable de 2 kilómetros de largo y 160 metros de ancho por 3 de alto, volumen que ocupa el Canal de Remo, en una de las zonas de mayor valor histórico, cultural y medioambiental de Madrid, enclavada entre los suelos protegidos de los Cantiles del Manzanares y el Parque Regional del Sureste’.