El Ministerio de Defensa ha sacado a subasta los terrenos del APE 10.01 Meaques para construir viviendas sobre la citada vía pecuaria en Colonia Jardín. La Plataforma Campamento Sí, en la que participa la FRAVM, considera que la privatización de estos terrenos constituye un expolio del suelo público por lo que se opone de manera rotunda a la subasta.

Según la coordinadora ciudadana, ‘la situación del APE 10.01 es un claro ejemplo del concierto de las Administraciones gobernadas por el Partido Popular para eludir durante años el cumplimiento de las leyes medioambientales y favorecer la especulación inmobiliaria’. Los terrenos de Colonia Jardín cuya venta se anuncia están atravesados por una vía pecuaria con anchura de 75 metros que, según la Ley 3/1995, es un bien de dominio público de la Comunidad Autónoma, en el que tanto la construcción como la venta del terreno estarían prohibidas. Pese a que esta norma establece que “las vías pecuarias no clasificadas […] deberán ser objeto de clasificación con carácter de urgencia”, la pasividad del Gobierno de la Comunidad ha permitido que muchas vías pecuarias del municipio de Madrid, como la CañadaReal de Madrid, después de 20 años no gocen de protección legal.

El Ayuntamiento, por su parte, recuerda la plataforma, ‘dio forma al pelotazo inmobiliario en Colonia Jardín cuando en vez de proteger los terrenos a través del planeamiento, aprobó en 1997 la posibilidad de construir viviendas sobre la Cañada Real, en lo que venía utilizándose como un parque de barrio conocido como “Las Moreras”. A partir de 2002 las Administraciones permitieron un aparcamiento ilegal en la zona y ahora, en 2016, el Ministerio de Defensa anuncia la subasta de unos terrenos que considera de su propiedad.Ante esta situación la Plataforma Campamento Sí continúa reivindicando la necesidad de un acuerdo entre Administraciones que preserve la integridad de la Cañada Real de Madrid,  elimine la edificabilidad lucrativa del APE 10.01 y recupere sobre las parcelas las zonas verdes de uso público, garantizando que el suelo de titularidad pública se destine a resolver necesidades sociales en vez de alimentar la especulación inmobiliaria. Por último, Campamento Sí hace un llamamiento a la ciudadanía a movilizarse para reclamar la paralización de la subasta del Ministerio de Defensa, participando en las acciones reivindicativas en marcha.