Cerca de cien personas se dieron cita esta mañana frente a la sede de la Consejería de Vivienda, en el número 16 de la calle Alcalá, para exigir a los responsables de la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid, el pago inmediato de las ayudas a la rehabilitación que, desde hace meses, adeuda a decenas de familias de los barrios de Palomeras Sureste (Puente de Vallecas), San Ignacio de Loyola y Batán (Latina).

‘Casi todas las personas afectadas por los retrasos -apunta Mariano Monjas, portavoz de la AV Los Pinos de San Agustín- son pensionistas que a duras penas llegan a fin de mes. Se embarcaron en el proceso de rehabilitar sus viviendas contando con las ayudas concedidas por el Gobierno regional. Iniciaron las obras y las abonaron pero, a estas alturas, siguen sin cobrar unas subvenciones que, en algunos casos, ascienden a 10.000 euros. Un verdadero dineral para quienes, en algunos casos, no ingresan ni 600 euros mensuales’.

Algunas de las familias afectadas por los retrasos cobraron las ayudas concedidas después de la concentración que protagonizaron el pasado 2 de marzo. Otras sin embargo, continúan esperando. ‘Volveremos -advierte Monjas-. No puede ser que los que se dicen responsables de la Consejería de Vivienda reciban a alguien como Belén Esteban por ser quien es, e ignoren de esta manera a decenas de familias que accedieron a rehabilitar sus viviendas contando con las ayudas concedidas cuando apenas llegan a fin de mes’, remata.