Estos colectivos, recogiendo el hartazgo de la vecindad de la zona ante los continuos problemas de la línea 7B de Metro, se manifestarán ese día a las 19:30 en la salida de la estación, que está situada en la avenida Marie Curie de Coslada, junto al centro hospitalario.

Las organizaciones vecinales tomaron la decisión de movilizarse para presionar por la reparación de los ascensores tras la “decepcionante” reunión que mantuvieron el pasado 3 de julio con el viceconsejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Antonio López Porto. En el encuentro, que fue solicitado por el alcalde de San Fernando de Henares, Javier Corpa, el responsable del Gobierno regional indicó que en estos momentos sus técnicos están elaborando un informe para conocer el alcance de las deficiencias de la estación Hospital del Henares y actuar en consecuencia, lo que puede implicar el cierre de un tramo de la línea durante unos meses. Paralelamente, ha solicitado a Metro que contrate a una empresa para que, en el menor tiempo posible, repare los ascensores, cuyas cajas han cedido por la presión ocasionada por un desprendimiento de tierra sucedido hace más de dos meses.

“La reunión fue lamentable. En el Gobierno autonómico deben de estar muy nerviosos por la poca estabilidad que tiene la estación Hospital del Henares y desbordados por todos los problemas que genera la línea 7B”, indica Eloy Rodríguez, presidente de la Asociación Vecinal Parque Henares, que conoció en el encuentro que el segundo andén de la estación no se usa porque desde hace ¡doce años! no funcionan sus escaleras mecánicas. Al ser final de línea, los trenes llegan y parten de un único anden. ¿”Cómo es posible que en doce años no hayan puesto a punto esas escaleras ante una eventualidad como la que ahora vivimos?” se plantea Rodríguez.

Los representantes vecinales solicitaron al viceconsejero que mientras permanezcan los ascensores clausurados al menos informen adecuadamente a los usuarios desde la estación precedente a Hospital del Henares. De este modo evitarían que las personas con movilidad reducida que se ven obligadas a usar el ascensor tengan que darse la vuelta en la estación Hospital del Henares al descubrir que ese servicio no está disponible.

Nuevas grietas en viviendas

Los portavoces ciudadanos aprovecharon la reunión para conocer las actuaciones en las 120 viviendas afectadas por el paso del Metro en San Fernando de Henares y para trasladar la inquietud de algunas familias, que en los últimos seis meses han visto como aparecían en sus domicilios nuevas grietas o tienen problemas para abrir algunas puertas y ventanas debido a la dilatación de los materiales.

Este es el cuento de nunca acabar, un problema que cada año engulle millones de euros de las y los contribuyentes y pone en riesgo a cientos de habitantes de esta localidad. Y es que la línea 7B, el Metro Este, se hunde poco a poco desde el mismo momento en que fue inaugurada, hace ahora doce años. Abierta con prisas, poco antes de las elecciones autonómicas de 2007, asentada sobre unos terrenos de enorme inestabilidad, la Comunidad de Madrid se vio obligada a realizar en ella trabajos de consolidación en 2008, 2010, 2012, 2013 y 2014, antes de cerrar durante más de un año en 2015 el tramo comprendido entre las estaciones de La Rambla y Hospital del Henares. El año pasado, esta parte volvió a clausurarse tres meses por tareas de impermeabilización. “¿Cuándo tendrá que cerrar de nuevo para que Metro siga inyectando hormigón o realizando cualquier otra tarea destinada a asentar e impermeabilizar estaciones o túneles? Seguro que muy pronto, pues estamos ante una chapuza monumental”, se queja Eloy Rodríguez.

Durante el encuentro, el viceconsejero aseguró que muy pronto atendería una petición de reunión realizada por la FRAVM y las asociaciones vecinales de San Fernando y Coslada para avanzar en la solución a los diversos problemas de Metro Este.