“En los meses pasados, el Centro de Salud del Campo de la Paloma ha llegado a estar atendido por tres médicos de familia solamente en vez de los doce que tiene asignados, ha estado completamente desatendido, y hoy están disponibles nueve de esos doce”. Son palabras de Mariano Monjas, presidente de la Asociación de Vecinos Los Pinos de San Agustín, entidad que ha convocado al barrio a protestar mañana ante la situación crítica que desde hace meses padece el establecimiento sanitario. Con el lema “Exigimos una atención sanitaria de calidad, con atención telefónica, atención médica y enfermería”, la entidad organizará una concentración que arrancará a las 17:30 ante el centro sanitario, que se encuentra en el número 14 de la calle de Villalobos, en el distrito de Puente de Vallecas.

Como sucede en otros centros de salud de la región, la Consejería de Sanidad no está cubriendo en el del Campo de La Paloma bajas, ausencias o traslados de sus profesionales, lo que ha generado un aumento de las listas de espera y un deterioro notable de la calidad asistencial en los últimos tiempos, especialmente desde que comenzó la pandemia de la Covid-19. A esto hay que sumar un déficit enorme de pediatras, “un problema que viene de mucho antes de la pandemia”, subraya Mariano Monjas.

La carencia de médicos de familia, pediatras y enfermeras está provocando la derivación de muchos pacientes a las Urgencias hospitalarias, lo que a su vez contribuye a su saturación, sobre todo si tenemos en cuenta que desde hace más de 600 días el Gobierno regional mantiene cerrados los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP).

El Centro de Salud del Campo de la Paloma, que la asociación vecinal del barrio consiguió después de una larga lucha, atiende a unas 16.000 personas, de las cuales 3.000 son niños y niñas.