Cientos de vecinos del barrio de Aluche se concentraron ayer, día 6 de septiembre, a las puertas del centro de salud de la calle Illescas para exigir la construcción de nuevas instalaciones ya que, como asegura la Asociación de Vecinos Puerto Chico, las actuales “están saturadas y no reúnen las condiciones adecuadas”.

El portavoz vecinal, Florencio Sánchez, recordó que Esperanza Aguirre prometió la construcción del centro durante la última campaña electoral y añadió que en marzo ‘se colocó una caseta de obras en un solar cercano cedido por el Ayuntamiento, que ha sido retirada, seis meses después, sin que se haya realizado ninguna mejora’. Según Sánchez, las instalaciones del centro de salud, que ocupa unos locales comerciales en los bajos de un edificio, son ‘indignas’, están ‘saturadas” y no reúnen las condiciones adecuadas para atender a los 50.000 pacientes del barrio que tienen cartilla’. Pero los vecinos van más allá. Los datos del Área de Salud 7, al que pertenece el centro de salud de la calle Illescas hablan por sí mismos. El hospital de referencia, el Hospital Clínico, atiende en estos momentos a unas 600.000 personas, cuando la Ley General de Sanidad establece que debe haber un hospital por cada área sanitaria y que éstas no pueden superar los 250.000 habitantes. No sólo eso. Durante el mes de enero, el Clínico decretó el estado de colapso en dos ocasiones.

Datos aportados por los sindicatos confirman que una media de treinta pacientes durmieron en los pasillos, una situación que, como subrayan los vecinos, contrasta con el estado de abandono que sufre un edificio de la antigua cárcel de Carabanchel, que perfectamente podría ser habilitado como hospital y la infrautilización del antiguo Gómez Ulla, el Hospital Central de la Defensa, que cuenta con cuatro plantas clausuradas por falta de uso.

Los 250.000 vecinos del distrito llevan cinco años esperando que se construyan los nuevos centros de salud proyectados para Latina y que Esperanza Aguirre incluyó en su programa electoral, por eso, muchas de las consignas que ayer corearon los vecinos estaban dirigidas a recordar a la presidenta de la Comunidad su compromiso. Recordemos que uno de los estandartes de la campaña electoral de la actual presidenta era la construcción de cincuenta nuevos centros de salud. Poco después, según informaba en enero de este año Europa Press, la Consejería dirigida por Manuel Lamela anunciaba que la primera actuación prevista era el traslado del centro de salud de Illescas, cuyas obras de construcción comenzarían “en breve” con un presupuesto de 3,5 millones de euros. Seis meses después, los vecinos siguen esperando que las autoridades sanitarias ejecuten las obras ya que con el desarrollo de la operación Campamento y el PAU de Carabanchel la afluencia de nuevos vecinos agravará aún más una situación que los vecinos lleva años denunciando.