La Coordinadora de Hospitales y Centros Sanitarios, en colaboración con asociaciones vecinales, las asambleas populares del 15M de Tetuán y Carabanchel, la Plataforma Derecho a Tener Derecho, de la que la FRAVM forma parte y de otras organizaciones que trabajan en defensa de una sanidad universal, de calidad y gratuita, está dispuesta a incrementar la presión en proporción directa a la agresividad de los recortes impuestos por las administraciones públicas. 

Por eso, anuncia la convocatoria de una acampada de protesta que, el próximo jueves 13 de septiembre, se alargará desde las 11h hasta las 23h con el objetivo de denunciar que: 

  • La extinción de 26 categorías supone despidos y deterioro de la calidad asistencial.

  • La privatización o el cierre de centros, servicios y camas suponen despidos y deterioro de la calidad asistencial.

  • El aumento de jornada y la no cobertura de ausencias suponen despidos y deterioro de la calidad asistencial.

  • La exclusión de colectivos de la asistencia sanitaria supone falta de humanidad y poner en riesgo la salud de la población.

  • El copago y la reducción de prestaciones supone la exclusión de los más pobres.

Por todo ello, anuncian, ‘nos plantamos’.

Ese mismo día a las 19.30h, la asamblea vecinal contra el cierre del servicio de urgencias del distrito de Barajas convoca, tras presentar más de 7.000 firmas contra la referida medida, una manifestación que partirá del ambulatorio de la Alameda de Osuna y concluirá en el centro de salud de Barajas, en la avenida Logroño. 

Entre tanto, en Leganés, Lucrecio Teba, continúa con la huelga de hambre indefinida que inició el pasado 3 de septiembre para que el Gobierno regional revoque la orden de clausurar el servicio de urgencias del centro de salud Marie Curie, un servicio que presta asistencia a 17.000 personas de las cuales, aproximadamente el 70%, tienen más de 65 años.