Continúa la batalla de la FRAVM y de los colectivos de los barrios afectados para que el Ayuntamiento de Madrid rectifique su “olvido” e incluya en sus contratos de limpieza los 294 ámbitos interbloque que han quedado excluidos. Esta mañana, el presidente de la organización, Quique Villalobos, junto a su responsable de Urbanismo y Vivienda, Vicente Pérez Quintana, y representantes de asociaciones vecinales de los barrios de Almendrales y Zofío (Usera), San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde) y Entrevías (Puente de Vallecas), han registrado en la sede del Defensor del Pueblo un informe en el que, además de dar cuenta del problema con numerosos ejemplos, piden su intervención para que “requiera al Ayuntamiento de Madrid resolver la situación generada”.

Esta situación no es otra que el abandono de decenas de espacios peatonales de la ciudad, que desde hace semanas acumulan todo tipo de residuos. Si bien es cierto que algunos de los 294 ámbitos interbloque excluidos en los contratos firmados el pasado mes de noviembre no han dejado de ser mantenidos por los servicios municipales, utilizando para ello contratos de zonas verdes o de emergencia, un elevado porcentaje se encuentra hoy en un estado deplorable. “Son numerosas los ámbitos interbloque en los que, desde noviembre e incluso desde mucho antes, ha cesado completamente la prestación del servicio de limpieza y, además, se ha procedido a la retirada de las papeleras. En ellos, por tanto, la basura se acumula por doquier, mezclándose todo tipo de desperdicios, hojarasca, excrementos de perros… En muchos sitios la imagen es desoladora, tanto más cuanto, al tratarse de barrios desfavorecidos, a la falta de limpieza se suma el de deterioro de las zonas verdes, convertidas en zonas terrizas, y la degradación de la urbanización y de las edificaciones”, puede leerse en el documento registrado esta mañana, que además de la queja incluye los mapas de las zonas excluidas y una muestra de fotografías ilustrativas procedentes de 10 distritos.

Recordemos que el problema afecta a 14 de los 21 distritos de la capital y a barrios enteros como el Gran San Blas, la UVA de Canillejas, Entrevías-El Pozo del Tío Raimundo, La Elipa, Fontarrón, Orcasur, Meseta de Orcasitas, Poblado Dirigido de Orcasitas, Almendrales, Opañel, Aluche o Manoteras, es decir, a decenas de miles de personas de zonas populares de la ciudad.

Para justificar la exclusión de los interbloque, el Ayuntamiento alega que se trata de “zonas privativas de uso público”, por lo que la limpieza y conservación debe corresponder a los vecinos y vecinas. La realidad es que muchos de los espacios afectados son de titularidad municipal, otros muchos pertenecen a la Agencia de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid, y llevan años siendo mantenidos por el Ayuntamiento gracias a sucesivos convenios entre ambas administraciones; y otros son de titularidad privada pero de uso público, es decir, sobre ellos pesa una servidumbre de paso. Esto implica que son “de uso y disfrute de toda la población sin restricción de ninguna índole”.

“El Ayuntamiento ha creado un problema donde no lo había, pues en la mayoría de los ámbitos afectados, hasta ahora, el servicio de limpieza ha estado funcionando mejor o peor, pero funcionando, igual que otros servicios municipales como los de zonas verdes o los de alumbrado”, subraya la FRAVM en su escrito, un documento de 57 páginas que puedes descargarte aquí.

Representantes de la Federación Vecinal mantuvieron el pasado viernes, 28 de enero, una reunión con el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, y su coordinador de Medio Ambiente, José Antonio Martínez Páramo, para trasladar la urgencia de que el Consistorio se haga cargo de las zonas desatendidas. Los responsables municipales solicitaron una relación de espacios con necesidades, y aseguraron que estudian en estos momentos una solución al problema. Pero mientras esta solución llega, las asociaciones vecinales continuarán movilizándose. Así, tras celebrar seis asambleas ciudadanas en otros tantos lugares de San Blas-Canillejas, el próximo sábado a las 12:00 tendrá lugar una séptima ante el Espacio Vecinal Montamarta, que se halla en el número 7 de la calle Montamarta, y el miércoles 16 de febrero a las 18:00 la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de San Blas ha convocado una concentración ante la Junta Municipal del distrito con el lema “No somos basura”.

 

Queja de la FRAVM al Defensor del Pueblo por la exclusión de 294 espacios interbloque de los contratos de limpieza