Ante fechas como esta, nuestros representantes políticos se llenan la boca de palabras de condena contra la violencia y de solidaridad con las víctimas, pero lo cierto es que vamos a celebrar un nuevo 25N sin que hayan sido capaces de poner en marcha el pacto de Estado contra la violencia de género que el propio Congreso de los Diputados aprobó en septiembre de 2017.

El déficit en prevención y recursos para hacer efectivos los derechos de la mujer ha llevado a nuestros barrios a vivir situaciones límite de violencia machista. Solo en lo que va de año, se han registrado 13.339 denuncias por violencia de género y 14.031 llamadas al 016 en la Comunidad de Madrid.

Atender, proteger y defender a las mujeres víctimas de la violencia se ha convertido en algo muy habitual entre nuestras asociaciones vecinales. Mucha de esta violencia es invisible y silenciosa, y a veces solo la complicidad de vivir pared con pared desvela el infierno que padecen nuestras vecinas víctimas de maltrato. Los colectivos de barrio actuamos como observatorios contra la violencia machista aunque carezcamos muchas veces de recursos para actuar.

Más allá del ámbito doméstico, la FRAVM subraya el lamentable escenario de acoso callejero que siguen siendo muchos lugares de nuestros barrios y municipios, espacios inseguros para las mujeres de cualquier edad y condición.

Por todo ello, la organización que agrupa a la inmensa mayoría de los colectivos vecinales de la región se suma a las demandas principales del Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres de cara a este 25N, que pasan por:

– Denunciar públicamente que las cifras de mujeres asesinadas son intolerables en una sociedad democrática como en la que vivimos.

– Exigir el completo y eficaz desarrollo de la Ley 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

– Hacer un llamamiento a la población para que participe en la marcha que con el lema “Ni una más. Ni una menos. Libres nos queremos” tendrá lugar el próximo sábado 25 a las 19:00 desde la Plaza de la Villa a la Puerta del Sol. La marcha es promovida por el citado foro y el Movimiento Feminista.

Por último, la FRAVM anima a los vecinos y vecinas de la región a no callarse y a denunciar en cada barrio cualquier acción de violencia contra las mujeres que detecten. ¡Queremos barrios libres de violencia machista!