El 14 de marzo de 2020 se declaró el Estado de Alarma en todo el país. Dos días antes, en Madrid se cerraron los colegios y los centros de mayores. Y esa misma jornada vecinos y vecinas de Puente de Vallecas junto con diferentes colectivos y asociaciones vecinales del distrito se organizaron mediante grupos de Whatsapp para apoyarse mutuamente y superar las dificultades ante la crisis de la Covid-19. El objetivo inicial fue ayudar a personas que no podían salir de sus hogares, hacer la compra, recados, pasear perros…y con esos mimbres comenzó a funcionar…y a crecer.

Pronto las llamadas dejaron de ser para recados, las familias demandaban alimentos. Y así surgieron las llamadas Despensas Solidarias de Somos Tribu VK, una en cada barrio. Esas despensas “no hubieran sido posible sin el apoyo de las asociaciones vecinales de Puente de Vallecas, los centros sociales CSJO La Atalaya​ , ​ La Villana​ y ​ la Asociación Cultural La Horizontal​”, reconoce Somos Tribu en un comunicado hecho público tras conocer el premio.

En casi un año de vida, la red vecinal ha apoyado a más de 3.000 familias y actualmente reparte semanalmente alrededor de 500 cestas de alimentos, y mantiene cinco despensas, un grupo de mujeres, un grupo de apoyo a la maternidad y otro de apoyo laboral…

Por todo ello, el Parlamento Europeo ha decidido premiar su labor destacando su “importancia a nivel social, promocionando la cohesión social y el voluntariado”, un reconocimiento que Somos Tribu comparte con todas las redes de apoyo vecinal surgidas en la crisis de la Covid-19.

“Días duros, días de trabajo y compromiso. Días de solidaridad, de alegrías y penas. Van a ser ya 365 días, desde que vecinas y vecinos del barrio “necesitáramos” montar Somos Tribu. Una necesidad que nos nació de lo más profundo. Necesitábamos. Necesitábamos saber cómo estaban nuestras vecinas, necesitábamos gritar a los cuatro vientos que podían contar con nosotras. Necesitábamos ayuda, necesitábamos a la gente que vive en nuestra calle. Nos necesitábamos y “tuvimos” que organizarnos”, resume la red galardonada, antes de añadir: “No es un premio para Somos Tribu VK o para la gente de Vallekas. Es un premio compartido que va para todas las redes vecinales que se movieron en aquel marzo de 2020 y que siguen moviéndose para que nadie se quede atrás. Para las que estaban antes, para las que estarán después. Es un reconocimiento compartido para toda la gente que se organiza, que siente el dolor ajeno, que necesita al otro, que lucha y sigue adelante en común”, sostiene, dando prueba de una generosidad admirable.

“Porque cada acción -continúa- visibiliza la lucha contra la desigualdad social, poniendo en el centro a las personas, y aunque nos pongan piedras, secuestren los servicios públicos, nos quiten espacios o pretendan borrarnos murales, la lucha del pueblo es imparable”.

“Gracias, gracias a todas las personas que colaboran en las redes de apoyo vecinal, a la persona que su tiempo a asambleas y reuniones buscando soluciones, quien comparte en redes sociales, quien prepara una cesta, quien la recoge, a esa persona que cada día llama y llama para conseguir donaciones, a ese mensaje de apoyo, a esa persona que hace mascarillas para sus vecinas, a esa franja y su apoyo incondicional, a los centros sociales, a las asociaciones vecinales, a todas y cada una de las personas que, como tú, forman parte de la tribu. Gracias”, concluye en su nota Somos Tribu Vallecas.