Entre otras cosas, la federación plantea incorporar nuevas bonificaciones y ayudas para el pago del IBI:
– En viviendas que han realizado rehabilitación y accesibilidad universal (ascensores y rampas) en edificios de más de 40 años. Por la realización de las obras, por la instalación de andamios y colocación de contenedores de obras.
– Ayudas a las familias, al pequeño comercio, autónomos y empresas por la Covid.
– Ayudas para familias monoparentales, desempleados, al alquiler, personas viudas, mercados…
– Bonificación del IBI al Hospital Severo Ochoa (que no lo pague) siempre que su presupuesto aumente respecto al año anterior para evitar que se ahorren el dinero de lo que se le eximiría.
– La introducción de una variable para las ayudas y bonificaciones a las familias numerosas, para primar el criterio de renta familiar y no exclusivamente el número de hijos o hijas.

Por otro lado, la FLAVL propone el aumento de las horas mensuales de Ayuda a Domicilio y que se emplee en todo el texto de las ordenanzas un lenguaje de género e inclusivo.

Además, “en coherencia con lo que entendemos de potenciar la movilidad no contaminante en la ciudad”, sugiere en sus alegaciones “el incremento de otros impuestos para asegurar mayor recaudación y “penalizar” el uso del vehículo (coche)”. En concreto, sugiere un “incremento del impuesto de plusvalía y de numerito de coche”.

La organización vecinal es consciente de que el Ayuntamiento de Leganés no debería tener problemas en reducir los ingresos en estos conceptos de ingresos directos de cada vecino y vecina, ya que tiene asegurados otros recursos económicos. No en vano, “de momento, tiene mayores ingresos del IBI como consecuencia de la subida de 2020. Ingresos extraordinarios de más de 3 millones de euros cada año”, asegura en un comunicado la entidad.
Por ende, con las nuevas medidas del gobierno central, el Consistorio “podrá utilizar los remanentes de tesorería, lo no gastado en los años anteriores, lo que suponen muchos millones de euros”, “podrá endeudarse hasta el límite de 0,1% el próximo año” y “gastarse el remanente del año 2020 que seguramente habrá y será elevado, debido a la paralización de actividades municipales como consecuencia de la pandemia”.

Con todo esto “se podría hacer frente a las propuestas de bonificaciones y ayudas propuestas”, sostiene la FLAVL, antes de concluir: “entendemos que el gobierno local del PSOE y Más Madrid-Leganemos, así como los partidos de la oposición, sea cual sea su color, no pueden dejar de escuchar estas propuestas, y les pedimos que actúen desde el entendimiento de que los recursos públicos son para atender a toda la ciudad. Y para proyectarnos hacia una ciudad sostenible, en lo social, lo económico y lo medioambiental, como bien recogen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030”.

Imagen: FLAVL