Tanto estas como una vecina llamaron a la Policía, que acudió al lugar 40 minutos después.

“La Asociación de Vecinos Fleming lleva años sufriendo ataques constantes por parte de grupos neonazis, así como otras asociaciones vecinales y políticas de alrededor. A pesar de ello, ninguna Administración ha hecho nada al respecto. Por ello denunciamos esta inacción tanto política como policial ante unos ataques reiterados y sistemáticos”, sostiene la entidad en un comunicado que ha hecho público con motivo de la agresión.

“Estos ataques son consecuencia de quienes alimentan el odio y ponen la mira en los movimientos sociales para que otros disparen -continúa en su nota-. Recientemente un medio de comunicación señaló abiertamente a algunos vecinos de Coslada en el contexto de las movilizaciones por la amnistía total. El resultado de su criminalización lo tenemos aquí”, asegura.

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid condena esta nueva agresión fascista y se solidariza con las y los miembros de la asociación vecinal, una entidad que forma parte de la organización desde hace décadas. Al mismo tiempo, demanda al delegado del Gobierno en Madrid que actúe sin demora para investigar el suceso y detener a sus culpables. La federación insta a las tres administraciones a actuar con seriedad y contundencia contra este tipo de acciones intolerantes para desmantelar a los grupos que desde hace años las protagonizan. El pasado mes de septiembre, varios asaltantes realizaron pintadas neonazis, colocaron pegatinas con esvásticas y arrancaron una verja de la sede de la Asociación de Mujeres Clara Campoamor. Hace tres años, el local de Fleming fue igualmente vandalizado con pintadas amenazantes y cruces gamadas y célticas.

No podemos consentir que se normalicen este tipo de acciones de odio, y tampoco los discursos que las alientan y amparan. Desde su creación, hace más de medio siglo, las asociaciones vecinales luchamos por construir barrios de acogida, abiertos, tolerantes, plurales y libres de odio, racismo, xenofobia y fascismo.

A continuación reproducimos el comunicado emitido por la AV Fleming:

COMUNICADO ANTE EL ATAQUE A LA ASOCIACIÓN DE VECINOS FLEMING

En la noche del sábado 27 de marzo, sobre las 22:30 horas, un grupo 8- 10 neonazis encapuchados atacó con palos la sede de la Asociación de Vecinos Fleming (Coslada) cuando aún se encontraba gente en su interior. Los asaltantes rompieron los cristales y trataron de forzar la puerta para acceder al interior sin éxito.

Una vecina que presenció los hechos alertó a la Policía cuando el grupo aún se encontraba apaleando el local. Pero la llamada fue ignorada. Más tarde varios vecinos volvieron a llamar. Pasaron 40 minutos hasta que los agentes se desplazaron al lugar a pesar de tener constancia de los hechos desde el primer momento.

Fleming es un lugar de encuentro, de ocio, de movilización y organización social, donde se llevan a cabo diferentes actividades para el conjunto del barrio. Esta acción constituye un ataque directo a los vecinos de Coslada desde sectores que en ningún caso pretenden el bien para ninguna de las personas que habitamos en esta ciudad.

La A. V. Fleming lleva años sufriendo ataques constantes por parte de grupos neonazis, así como otras asociaciones vecinales y políticas de alrededor. A pesar de ello, ninguna Administración ha hecho nada al respecto. Por ello denunciamos esta inacción tanto política como policial ante unos ataques reiterados y sistemáticos.

Estos ataques son consecuencia de quienes alimentan el odio y ponen la mira en los movimientos sociales para que otros disparen. Recientemente un medio de comunicación señaló abiertamente a algunos vecinos de Coslada en el contexto de las movilizaciones por la amnistía total. El resultado de su criminalización lo tenemos aquí.

Exigimos que el Ayuntamiento de Coslada tome medidas enérgicas más allá de un tibio comunicado en redes sociales mientras se toleran actividades de estos grupos que no sólo hacen apología del odio y el racismo, sino que también vulneran descaradamente las medidas sanitarias en el contexto de pandemia. No es la primera vez que las administraciones locales se ponen de perfil ante la actuación de estos grupos neonazis cuyas acciones dañinas no son ni evitadas ni investigadas.

Ante la violencia cada vez más creciente del fascismo, promovida por acción u omisión de las autoridades y los medios de comunicación, sólo queda organización y solidaridad. Los vecinos no podemos seguir tolerando estos a taques continuados contra aquellos espacios que promueven nuestra emancipación. La Asociación de Vecinos Fleming no cederá ante su violencia.

Agradecemos a todas aquellas personas y/o grupos que se quieran adherir en el correo, a que estén atentos en las próximas semanas ya que se comunicará una posible acción de repulsa.