Ponzano, Trafalgar, Malasaña, Las Cavas, Ibiza, Lavapiés, Austrias o Huertas son barrios que, aunque sufren desde hace años las consecuencias negativas de la turistificación y el ocio nocturno, han visto como en los últimos meses se incrementaba la degradación de las condiciones de vida de sus vecinos y vecinas residentes. Detrás de esta situación se encuentran diversos factores, como la proliferación descontrolada de terrazas y locales, los botellones, la suciedad viaria y la invasión de Viviendas de Uso Turístico, pero sobre todo “la permisividad municipal y la falta de medios policiales” para hacer cumplir la ley y que se garantice el derecho al descanso y a vivir la ciudad del vecindario.

Recogiendo el malestar y hastío de las vecindades más afectadas, esta mañana a mediodía representantes de diez asociaciones vecinales de los distritos de Centro, Chamartín, Retiro y Arganzuela, acompañados de varias decenas de personas de sus barrios, se han concentrado ante el Ayuntamiento de Madrid para pedir soluciones. Lo han hecho con carteles que desde hace meses adornan balcones y ventanas y han mostrado en concentraciones y manifestaciones, con lemas que dan fe de la gravedad del momento: “SOS Chamberí. Stop Ruidos”, “SOS Retiro. Stop invasión terrazas”, “SOS Madrid Centro. Vecinos en peligro de extinción”, “Trafalgar, zona contaminada por ruidos y botellón. Vecin@s sin dormir”.

Tras la concentración, en la que los manifestantes han dejado claro que no están en contra de la hostelería sino de aquellos que incumplen las normas básicas de convivencia y se saltan la ley, varios delegados vecinales han registrado en el Consistorio una carta dirigida al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la que dan cuenta de los graves problemas que han generado las autorizaciones de nuevas terrazas y la ampliación de las existentes al amparo de las normas Covid, y proponen una serie de medidas para paliarlos.

La primera de estas peticiones, aunque parezca una obviedad, es que el Ayuntamiento adopte “las medidas necesarias para hacer cumplir a los locales de ocio y restauración la normativa vigente”, ya que esta se burla “sistemáticamente”. En esta línea, los colectivos vecinales solicitan que se dote de presencia policial “a los barrios y calles con alto grado de locales de ocio y restauración, especialmente en los diferentes horarios de cierre (terrazas, local principal, bares de copas, discotecas…)”.

En su misiva, las diez asociaciones de la almendra central demandan también que el Ayuntamiento “levante de forma inmediata las terrazas de los establecimientos que incumplen horarios, aforos y las medidas adoptadas a consecuencia de la Covid” y publique en su boletín oficial la decisión del alcalde de retirar las terrazas Covid en un plazo no superior al 31 de diciembre de 2021. Además, piden que “se congele la tramitación” de la modificación de la Ordenanza de Terrazas hasta la retirada de estas terrazas Covid, con el fin de que el nuevo texto parta de la realidad existente en mayo de 2020.

Por último, vuelven a demandar un control eficaz del “uso turístico de los edificios residenciales” y que “sean atendidas y valoradas las propuestas de la representación vecinal en cualquier ámbito municipal, ya sea en las Juntas Municipales como en los foros de debate y/o negociación”.

Detrás de la concentración de esta mañana y de la carta dirigida al alcalde de Madrid se encuentran las siguientes entidades: Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad (ACIBU), AV Las Cavas-La Latina, AV Chueca, AV La Corrala de Lavapiés, AV Ópera-Austrias, AV Sol y Barrio de Las Letras, AV Pasillo Verde Imperial, AV Retiro Norte, AV El Organillo de Chamberí y AV Barrio de Trafalgar.