Desde ese espacio se aprecian con total nitidez las enormes dimensiones de las cuatro chimeneas del negocio de dark kitchen que, elevándose justo detrás de uno de los muros del colegio, muy pronto emitirán sus gases tóxicos sobre vecinos, vecinas y alumnos y alumnas.

Como se puede ver en el vídeo, el alcalde subrayó que el proyecto tiene una licencia legal y que lo vigilarán cuando empiece a funcionar, una respuesta que no convenció en absoluto a la Asociación de Familias del Alumnado (AFA), que insiste en que el Ayuntamiento debe velar por la salud y seguridad vial de los 900 escolares del centro. Recomendamos, por su enorme interés, ver el diálogo que se produjo entre representantes de la AFA y Martínez-Almeida que recoge la grabación.