Las miles de firmas que el pasado mes de octubre llevaron al pleno del Ayuntamiento representantes de la A.V. AFAO y los años de lucha vecinal, como informábamos no hace unas semanas, no sólo han dado sus frutos, sino que ya cuentan con plazos y presupuestos asignados. El Gobierno de la Ciudad de Madrid elevará, por fin, al próximo Pleno municipal el diseño definitivo de la Alameda de Osuna-Ciudad Pegaso propuesto por las asociaciones de vecinos del ámbito, una alameda que contará con más de 24.000 metros cuadrados, 1.200 árboles (camelios, catalpas, pinos, plátanos y cedros), 24.000 arbustos y un carril bici que conectará con el Anillo Verde Ciclista proyectado de cara a Madrid 2012. El paso elevado sobre la A2 será, además, de uso exclusivamente peatonal.

Según las previsiones manejadas por la administración local, las obras de la alameda darán comienzo durante el verano de 2005 y se extenderán a lo largo de 18 meses con un presupuesto de 15 millones de euros. La nueva vía, de un kilómetro de longitud, discurrirá entre las calles de Joaquín Ibarra y Riaño, estará bordeado por una gran franja verde con un carril bici de 2,75 metros de anchura y aceras de 3 metros de ancho. Por fin, los vecinos de Alameda de Osuna y Ciudad Pegaso podrán contar con un espacio público y abierto de paseo eliminando la fractura urbana que suponía la antigua vía de la gasolina, que dificultaba la comunicación entre los vecinos. Para el templado del tráfico, se ha previsto crear franjas transversales y amplias aceras. Asimismo, los cruces recibirán un tratamiento especial para priorizar al peatón, elevándolos al nivel de las aceras. Por último, los vecinos contarán también con cuatro aparcamientos subterráneos con 1.600 plazas y otro en superficie con 810 nuevas plazas.