Las asociaciones vecinales de los distritos de Ciudad Lineal, San Blas, Hortaleza y Barajas, del área IV sanitaria, convocaban en enero de 2008, con la FRAVM la decimoquinta manifestación para exigir la inmediata construcción del hospital del Aire y su traspaso al sistema sanitario público, un proyecto aprobado por el Consejo de Ministros en septiembre de 2003, para el que en febrero de 2004 —tras derribarse el antiguo hospital militar en enero— autorizó un presupuesto de 84, 7 millones de euros para contratar unas obras que nunca comenzaron. Las asociaciones vecinales repetirían las manifestaciones en cuantas jornadas de lucha en defensa de la sanidad pública ha convocado desde entonces la federación vecinal y la coordinadora de asociaciones vecinales del área IV.La Administración central, sin embargo, ha hecho caso omiso a las reivindicaciones vecinales. Prueba de ello es el protocolo que el pasado 21 de diciembre firmaban el secretario de Estado de Defensa y el presidente de la Fundación Instituto de Empresa, Diego del Alcázar, presidente también del grupo de comunicación Vocento, por el que la citada fundación se compromete a adquirir el solar de Arturo Soria 82, de 26.00 m2, por 35 millones de euros para una escuela de negocios que sustituya a la actual de María de Molina.

El desarrollo del proyecto requiere la participación del Ayuntamiento de la capital en lo que se refiere a la recalificación urbanística de la parcela, que habrá de pasar de estar calificada de equipamiento público de uso hospitalario a equipamiento privado de uso educativo.

Alarmadas por la información publicada por algunos medios, según la cual el Ayuntamiento no pondría obstáculos a la recalificación solicitada por el Ministerio de Defensa las asociaciones vecinales del área 4 han solicitado, a través de la FRAVM, información al Ayuntamiento sobre el estado de la cuestión y los plazos previstos para presentar las oportunas alegaciones contra una recalificación a la que se oponen de forma rotunda. Por el momento, según indicó la coordinadora general de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital, Beatriz Lobón, el Consistorio no ha recibido petición alguna de las partes que firmaron el protocolo. En todo caso, añadió, será necesaria una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de la capital.

A lo largo del mes de febrero, los responsables de las comisiones de Urbanismo y Sanidad de la FRAVM, Vicente Pérez y Pepe Cabanillas respectivamente, convocarán a todas las asociaciones vecinales del área 4 a una reunión para empezar la preparar las oportunas alegaciones.