La delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid estudiará instalar más fuentes para beber en las calles de la capital de solicitarlo los vecinos.

Es la respuesta que, según Europa Press, dió ayer la edil Ana Botella a la propuesta de la Asamblea Ciudadana del Barrio Universidad (ACIBU) de que el Ayuntamiento de Madrid instale surtidores públicos en las plazas de Juan Pujol, Carlos Cambronero, Guardia de Corps, Soledad Torres Acosta, en las glorietas de Bilbao y Ruiz Jiménez, así como en las nuevas áreas recién peatonalizadas, tales como la plaza de Callao, la Puerta del Sol o la calle Fuencarral, donde los vecinos reclaman, al menos, tres fuentes, que proponer situar a la altura del Museo Municipal, esquina con la calle Valverde y frente al mercado de ropa.

ACIBU denuncia, asimismo, el deficiente mantenimiento de las fuentes existentes. ‘En la actualidad -denuncian los portavoces de la entidad vecinal- pueden pasar semanas o meses hasta que se arreglan. Es preciso -señalan- que el área de Medio Ambiente extreme el celo en el mantenimiento de las fuentes’.

‘Esperamos -concluyeron tras la reunión celebrada con Botella- que estudie instalar los surtidores que le hemos pedido y que considere igualmente las peticiones que le hagan llegar otras asociaciones vecinales’.