Cerca de 50 personas se citaron frente al centro de salud de la calle Quince de Mayo, próximo a la Plaza Marqués de Vadillo. Bajo el lema ‘Pública sí, privada no’, la concentración transcurrió sin incidentes y desde las 18 h se prolongó dos horas.

Amén de las listas de espera y la falta de profesionales que padecen los usuarios de todos los centros de salud del distrito (en el centro de salud de Comillas, situado en la calle Eduardo Marquina, llevan dos años sin pediatra), la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Carabanchel, promotora del acto, puso ayer como ejemplo el abandono de la Atención Primaria en el centro de salud Quince de Mayo, un establecimiento que funciona con médicos de cupo y en el que miles de usuarios carecen de historial médico.

La Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, por su parte, reunió a 140 personas frente al centro de salud General Ricardos con el mismo objetivo. A la concentración se unieron médicos y enfermeras del turno de mañana y del de tarde.